Loading
Feb 17, 2017

El resurgimiento de la caligrafía

EL RESURGIMIENTO DE LA CALIGRAFIA

Silvia Cordero Vega

La caligrafía ha sido a lo largo de la historia, un medio importante de comunicación y de expresión. La evolución de la letra señaló etapas emergentes, desde la escritura caligráfica hasta la invención de los tipos móviles y el devenir de las principales familias tipográficas.

La caligrafía latina tuvo su origen con las “Capitales Romanas”, siendo la columna Trajana del siglo I d.c. el máximo exponente de la tradición Romana marcando una gran influencia en el desarrollo de la escritura occidental.

Algunos calígrafos y tipógrafos magnifican con sus estudios de la letra todo el desarrollo de la escritura, elaborando signos de impecable factura, basados en los principios de proporción, armonía y belleza del siempre vigente “legado romano”.

 

A finales del s.XIX la tradición caligráfica occidental había casi desaparecido y las técnicas que se utilizan actualmente y que reflejan el origen de las formas de la escritura tuvieron que redescubrirse en los últimos cien años.

 

El revival en Gran Bretaña

El diseñador William Morris (1834-1896) tuvo un papel decisivo en el resurgimiento de la escritura y la iluminación de estilo medieval poniendo especial énfasis en las formas y criterios de la artesanía pre-renacentista.

Este multifacético artista retomó la caligrafía y la llevó nuevamente a un lugar de pleno auge; ya que hasta ese entonces los rotuladores victorianos utilizaban plumas puntiagudas para dibujar y rellenar las letras.

En 1870 se vió particularmente interesado por la caligrafía de los escribas renacentistas abriendo así el camino hacia el revival caligráfico y logrando una gran influencia en el trabajo de los calígrafos británicos modernos.

 

Edward Johnston

Edward Johnston (1872-1944) es considerado uno de los pioneros del revival caligráfico británico. A comienzos del siglo XX, en Inglaterra ,comienza a estudiar caligrafía. Con persistencia y precisión científica, descubre, una por una, las leyes que determinaban: el ángulo de escritura, las proporciones de las letras, el corte de la pluma de ave, investigando sobre todo los métodos y las herramientas de los escribas medievales y desarrollando una metodología universal para la enseñanza de la disciplina.

En 1898 obtiene un puesto de maestro en el Central School of Arts and Craft de Londres teniendo como alumnos a Eric Gill, Graily Hewitt, Dorothy Mahoney, Percy Smith, Anna Simons, entre otros.

En 1906 publicó su célebre manual “Writing and Illuminating and Lettering” considerado de gran influencia para todos los calígrafos. También desarrolló la caligrafía “Foundational”, basada en la escritura del “Winchester Psalter” del siglo X, siendo uno de los alfabetos fundamentales para el comienzo de una práctica caligráfica.

En 1921 con la  creación de la Society of Scribes and Illuminators y siendo Johnston su primer miembro honorario la caligrafía se oficializa manteniéndose la tradición johnstoniana en artistas como Irene Wellington, Dorothy Mahoney, John Woodcock, Donald Jackson, Ann Camp y Ann Hechle.

 

La Escuela Alemana

Paralelamente al revival británico se desarrolló un movimiento similar en Austria y Alemania. En Viena su principal líder fue Rudolf Von Larish (1856-1934), seguido varios años más tarde por Rudolf Koch (1876-1934) en Alemania.

Rudolf Von Larisch fue curador de manuscritos en la Habsburg’s Library siendo anteriormente profesor de caligrafía en el Vienna Art College. Durante este período publicó numerosos artículos de interés, realizando en 1906 su principal trabajo: “Unterrich in Ornamentaler Schrift” (Enseñaando Caligrafía Ornamental) el cual tuvo un impacto decisivo en el mundo de la caligrafía germana. Uno de los aspectos originales que desarrolló fue el uso de una amplia variedad de instrumentos de escritura y materiales tales como el vidrio, madera, metal y textiles.

Anna Simons también dejó su impronta sobre la caligrafía moderna formando parte de un círculo de brillantes calígrafos germanos como: Fritz H. Ehmcke, Walter Tiemann, Emil Weiss y Rudolf Koch. Éste último, no fue solamente un calígrafo y grabador habilidoso, sino también un inspirado maestro y por muchos años diseñador de tipos para la Klingspor Foundry desarrollándose excepcionalmente en todos los campos de su actividad creativa.

Friedrich Heinrichsen, Henri Friedlander y Berthold Wolpe han tenido la oportunidad de trabajar y ser entrenados por él, convirtiéndose más tarde en reconocidos calígrafos. Por otro lado, Rudo Spemann, Ian Tschichold Karlgeorg Hoefer, Werner Schneirder,Gottfried Pott, Katharina Pieper y especialmente Hermann Zapf (quien se ha destacado por su exquisito trabajo reconocido en todo el mundo) son algunos de los importantes calígrafos germanos contemporáneos.

 

El desarrollo norteamericano

En los Estados Unidos hubo muchos calígrafos importantes influenciados por la escuela británica. Tal es el caso de Ernst Detterer, el cual viajó a Londres en 1913 para estudiar con Johnston y convertirse luego en un maestro de considerable talento.

Otros americanos que se destacaron en el revival caligráfico fueron John Howard Benson quien publicó en 1950 un manual llamado “Element of Lettering”, Arnold Bank y Paul Standard.

Desde 1970 los calígrafos británicos Sheila Waters y Donald Jackson han tenido una fuerte influencia sobre la escena norteamericana a través de sus enseñanzas, no siendo casual que muchos de los trabajos caligráficos americanos tengan un sabor británico.

En los años ochenta prosperó la creación de un gran número de asociaciones caligráficas por todo EEUU convirtiendo este entusiasmo en una actividad de moda. Es así que muchos calígrafos han desplegado toda su creatividad y talento en EEUU.

 

 

A modo de conclusión

Si bien la caligrafía ha padecido los vaivenes del interés y el desinterés, es necesario entender el origen de una metodología para su aprendizaje. Es así, que se ha esparcido por todo el mundo, dando sus frutos que han sido materializados en la obra de grandes calígrafos. Mencionarlos a todos sería imposible, pero es importante destacar que ellos han hecho nuevas lecturas de la caligrafía a partir del  estudio de manuscritos o de la contemplación de los grandes maestros, dándole a la disciplina una dosis de creatividad y profesionalismo, tan necesarios para poder fortalecerla y hacerla perdurar a través del tiempo.

 

 

Bibliografía

Mediaville, C.  Calligraphie, Scirpus Publications, 1996, Bélgica.

Johnston, E.  Writing and Illuminating and Lettering, Dover Publications, 1995, EEUU.

Letter Arts Review: Vol. 02-Nº 03 / Vol. 06-Nº 04 / Vol. 13-Nº 01.

Vol. 08-Nº 11 / Vol. 12-Nº 02 / Vol. 13-Nº 04 / Vol. 13-Nº 02.

Wolpe, B. A Retrospective Survey, Faber & Faber Ltd., 1980, Inglaterra.

Friedrich Friedl-Nicolaus Ott-Bernard Stein, Typo, K¨onemann, 1998, Alemania.

Blanchard, G. La Letra, Ediciones CEAC, 1998, España.

Comments (1)

  • Esteban
    Feb 23, 2017

    Lindo repaso y reflexión, desde la óptica de una palabra más que autorizada.

    Reply

Leave a comment